Browse By

Loading...

Apple quiere que médicos y pacientes dialoguen mediante sus iPads

(iStock)

Awad Lsallum ha estado esperando un corazón durante 40 días en el Centro Médico Cedars-Sinai de Los Ángeles. Una de las peores partes de permanecer durante tanto tiempo en un hospital es que no se tiene una idea clara de la propia situación o, incluso, de quién el médico a cargo a medida que pasan los días.

Pero ahora, al menos en Cedars-Sinai, hay una aplicación para todo eso. En realidad es un tableta. El hospital ofrece a algunos pacientes la opción de tener un iPad durante su internación, de forma gratuita. El programa pone de manifiesto la visión de Apple para aprovechar aún más el mercado de USD 3.000 millones en el área de la salud.

Para los hospitales el uso de estos dispositivos móviles puede ayudar a presentar los datos de la salud del paciente de una forma más accesible, lo que facilita que dialoguen con los médicos. Apple hace un esfuerzo para concentrarse más en los servicios que en los productos, lo que garantiza unos ingresos constantes y un compromiso, incluso si los consumidores individuales no compran tantos dispositivos.

"Apple es el único que ha tenido la visión estratégica más concentrada para hacer de eso una parte de su negocio", comentó el analista Tim Bajarin de Creative Strategies.

(iStock)

En los últimos años muchas empresas de tecnología de consumo han tratado de entrar en el mercado de la tecnología de salud. Los datos de Fitbit (que se dedica al recuento de pasos, la frecuencia cardíaca, etc.) se han utilizado para los ensayos clínicos sobre movilidad. Google ha invertido en investigación médica avanzada, así como en varios proyectos para combatir el envejecimiento.

Apple lanzó su aplicación de Salud y Apple Watch. La empresa de Cupertino, California, también emplea a 13 fisiólogos y especialistas del ejercicio, además de 29 enfermeras y médicos que están en un laboratorio de pruebas para desarrollar tecnología de salud y fitness muy cerca de su sede central. Compró la compañía de tecnología de sueño Beddit y, según los informes, trabaja en un dispositivo de monitoreo de glucosa para la diabetes sin necesidad de perforar la piel. También trabaja en nuevos dispositivos para poner más tecnología propia en las habitaciones de los hospitales, además de en las manos de los pacientes.

La prueba piloto que se realizó en Cedars-Sinai, que arrancó el año pasado, es limitada pero ha ayudado a mejorar la comunicación entre médicos y pacientes, según fuentes del personal del hospital. Hasta ahora solo las personas con problemas cardíacos, como Lsallum, y las mujeres que acaban de dar a luz han podido participar en el estudio. El centro eligió a estos pacientes porque suelen requerir una gran cantidad de datos en tiempo real y de forma rápida, de acuerdo a las opiniones de los empleados.

(iStock)

Los pacientes han utilizado iPads para hacer frente a una queja muy habitual: encontrar una manera mejor de hacer un seguimiento de todos los profesionales que participan en una rotación médica. Los pacientes también comprobaron sus propios datos de salud, así como también los ritmos cardíacos o las lecturas de glucosa. También pueden ver o leer material educativo sobre su procedimiento desde la tableta, gracias a una aplicación del hospital, lo que facilita a las enfermeras la tarea de averiguar y marcar lo que el paciente ha revisado.

Para los profesionales médicos, esto ha conducido a mejores conversaciones porque los pacientes tienen preguntas más formadas y sienten que son una parte más del proceso. "Yo diría que acaba con la ansiedad de los pacientes", apuntó Miller.

Como parte del procedimiento del alta, los pacientes también pueden crear una cuenta para tener acceso a sus registros de salud e información educativa una vez que salen del hospital. Aquellos que han pasado por el programa piloto siguen de una forma más eficaz las instrucciones de sus médicos cuando están en casa.

(iStock)

Sin embargo, no todo ha sido tan fluido como parece. Existe la preocupación de dar a los pacientes demasiada información o datos que no entiendan, lo que llevaría a preocuparse más de lo necesario. Cedars-Sinai retrasó la entrega de algunos resultados a los pacientes, al menos un día, para que los médicos pudieran revisar y explicar la información.

Distribuir este tipo de dispositivos es una manera de cambiar la forma en la que se utiliza la tecnología en los hospitales. John Halamka, médico y jefe de información del sector de la salud que, durante varios años, ha buscado la manera de integrar la tecnología de consumo con la tecnología hospitalaria, comentó que otra manera de permitir el acceso a la información por parte de los pacientes es mediante la utilización de aplicaciones en sus propios teléfonos.

A medida que las empresas tecnológicas y la industria médica continúa creando alianzas, algunas empresas temen por la aparición de regulaciones opresivas de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Aún se trabaja en las reglas de la FDA sobre las aplicaciones y los dispositivos. Hasta el momento, Apple y otras compañías han evitado la legislación porque sus productos no hacen diagnósticos ni tampoco intentan reemplazar al equipo médico existente.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *