Browse By

Loading...

Diez años del Iphone en Wall Street

A poco más de 10 años de su primer lanzamiento, el iPhone primera generación, en junio del año 2007, que fue ganador del invento del año de la revista Time, Apple ha lanzado este último martes su nuevo iPhone 8, que algunos incluso bautizaron como el iPhone X, justamente buscando expresar en números romanos lo que sería el décimo aniversario desde su nacimiento.

Más allá de las bondades que ofrece esta nueva generación de iPhone, donde se pueden encontrar muchas notas asociadas con el tema, nos pareció oportuno que en la presente nota podamos repasar cuál ha sido el comportamiento de la acción de Apple (AAPL) en estos diez años y en relación con ello inferir posibles escenarios respecto a las expectativas de precio.

En primera instancia, para hablar del comportamiento de la acción de Apple en la Bolsa, debemos retrotraernos al año 1980, cuando un 12 de diciembre inició su cotización, con una capitalización bursátil cercana a los 1.800 millones de dólares. Hoy, 37 años más tarde, la capitalización bursátil de esta acción asciende a los 835 mil millones de dólares, lo que representa un crecimiento impresionante. Muchos consideran que tras el lanzamiento de este nuevo iPhone 8, en los próximos meses la capitalización bursátil de esta acción podría alcanzar el billón de dólares, lo que significaría un récord absoluto que ninguna otra empresa en la historia del mercado estadounidense ha alcanzado.

Para entender la magnitud de lo que representa Apple para el mercado, su capitalización bursátil es equivalente a 10 veces la capitalización bursátil de todas las empresas locales cotizantes en Bolsa argentina hoy en día, al tiempo que la capitalización bursátil de Apple representa 1,7 veces el PBI argentino.

Por otra parte, si tomamos como referencia el comportamiento que ha tenido esta acción en los últimos 10 años, más precisamente desde el lanzamiento de su primer iPhone, podemos observar que el precio ha pasado de niveles de 9-10 dólares en septiembre de 2007 a los valores actuales de 160-165 dólares, creciendo 16 veces su valor en la última década.

En fin, podemos seguir exponiendo números y estadísticas de lo que ha sido el desarrollo de este gigante a lo largo de su historia y también desde el nacimiento del iPhone, en el año 2007, sin embargo lo que todos nos preguntamos es cuánto más puede seguir creciendo y si es válido considerar la acción de Apple (AAPL) como un atractivo de inversión hacia el próximo año, al menos, o si por el contrario debemos asumir que es un papel que se encuentra ya transitando niveles cercanos a un techo y próximos a una toma de ganancia.

Según nos muestra la historia, desde el lanzamiento del primer iPhone, en el año 2007, sólo en dos oportunidades la acción de Apple ha terminado en terreno negativo hasta el siguiente lanzamiento. De hecho, se ha observado un recorrido bajista entre el lanzamiento del iPhone 3G en el año 2008 y el lanzamiento del iPhone 3GS del año 2009, período de crisis mundial por sub-prime, y luego entre el lanzamiento del iPhone 5, en el año 2012 y el iPhone 5S, en el año 2013, período de crisis en Europa y iPhone que sale posterior a la muerte de Steve Jobs.

Es de público conocimiento que el iPhone es el producto estandarte de esta empresa y por ello muchos estarán pendientes de las ventas que pueda generar este nuevo lanzamiento para considerar si el precio de la acción de Apple (AAPL) seguirá escalando posiciones en la Bolsa estadounidense, aun cuando este se encuentra actualmente en instancias de máximos históricos.

Ahora, según nos muestra más arriba la historia, desde nuestra lectura técnica entendemos que el futuro del precio de esta acción no sólo estará atado al resultado de sus ventas de la nueva presentación iPhone 8, sino que también dependerá del contexto global de mercados; en definitiva, si la Bolsa estadounidense podrá seguir extendiendo el bull market en desarrollo, mercado alcista. De hecho, no creemos que sea casualidad que en las únicas dos oportunidades que la acción termina en terreno negativo de un lanzamiento de iPhone a otro haya sido en momentos de crisis global de mercados.

En este sentido, en perspectiva para el precio de la acción de Apple (AAPL), en la medida en que no tengamos reversiones bajistas importantes en los mercados mundiales, creemos posible que esta emisora pueda continuar extendiendo ganancias hacia los próximos meses, buscando objetivos bastante más ambiciosos que se acerquen a los 190-200 dólares por acción; lo que significaría lograr un récord histórico para Wall Street, que una empresa alcance una capitalización bursátil de un billón de dólares.

Cualquier ajuste o toma de ganancias que eventualmente pueda darse desde los niveles actuales, en tanto logre sostenerse por encima de los 150-135 dólares, será considerado como temporal para que finalmente luego el avance proyectado hacia los 190-200 dólares por acción logre materializarse. Solamente con caídas debajo de los 135 dólares, nuestro optimismo actual quedará opacado y estaremos advirtiendo ante un escenario de baja más importante; movimiento que seguramente estará condicionado al contexto global de los mercados.