Browse By

Loading...

Interna del PJ: referentes del partido hablan de “caos”, “crisis de identidad” y “circo”

Gobernadores peronistas reunidos en el Consejo Federal de Inversiones.

La derrota del 22 de octubre y las últimas detenciones de la Justicia a funcionarios del gobierno anterior, como la del ex ministro de Planificación, Julio de Vido y la del ex vicepresidente Amado Boudou, atizaron la interna del peronismo, que transita por un período de difícil recomposición, en el que predominan la desconfianza, las diferencias sobre cómo relacionarse con el Gobierno nacional, y las acusaciones cruzadas.

Más cercano al oficialismo y con un perfil marcadamente refractario al kirchnerismo duro, el gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey advirtió que la ex presidente Cristina Kirchner "va a gravitar en la política argentina" y hará "interferencia" en el rearmado del peronismo.

"El peronismo hoy es un caos, pero soy optimista. Luego de este resultado electoral, que fue muy malo para todos los peronistas, tenemos que trabajar fuerte en la construcción de algo nuevo, entendiendo una forma diferente de relacionamiento con la gente, de organización nuestra", sostuvo el mandatario norteño.

En este sentido, subrayó que la forma "tradicional" de hacer política "atrasa décadas", por lo que planteó que es "antinatural" plantear un vínculo entre la política y la ciudadanía "como hace 50 años". La referencia apunta a la senadora electa Cristina Kirchner, a la que calificó como una figura política "terminada" y "sin futuro" tras la derrota en las elecciones legislativas.

"No coincido en casi nada de lo que plantea, pero hay un sector de los argentinos que ha confiado en ella. Va a gravitar en la política argentina, sin lugar a dudas, aunque eso nos perjudique en nuestra vocación de rearmar un peronismo, porque hace interferencia", planteó el gobernador norteño en diálogo con radio La Red.

Viejas épocas. El gobernador salteño Juan Manuel Urtubey con la entonces presidente Cristina Kirchner (NA)

El voto del desafuero de Julio de Vido, que desencadenó su detención por la causa del yacimiento de Río Turbio, divide aguas en el espectro del justicialismo. La discusión se recalentó esta semana por las cartas que el ex ministro de Planificación envió desde la cárcel de Marcos Paz donde cuestionaba elípticamente a Cristina Kirchner por no defenderlo. La embestida la completó su mujer, Alessandra Minnicelli, al expresar su malestar porque la ex jefa de Estado ni siquiera llamó. "Me pareció inhumano, porque en otros momentos trágicos de mi vida y de mi familia levantó el teléfono", reclamó.

En medio de esta polémica, el ex jefe de Gabinete Aníbal Férnandez acusó a los dirigentes del PJ de "hacerse los pelotudos" con la persecución judicial a los ex funcionarios sospechados por corrupción. Hoy, el presidente del Consejo Nacional del PJ, José Luis Gioja, pidió a sus correligionarios "no ser parte del circo" que el Gobierno "quiere montar".

José Luis Gioja con el ex ministro y diputado nacional Julio de Vido. (NA)

"Con compañeros no se discute en medios de difusión. Los trapos se lavan adentro, tenemos que tener ese grado de solidaridad para hacerlo así. Obviamente puede haber diferencias, pero hay que discutirlas adentro y no para que sean parte del circo que quieren montar y montan día a día", sostuvo el diputado nacional. "Hoy se usan a los medios masivos y la propaganda para estigmatizar, quemar tipos, hacer shows mediáticos con compañeros", añadió Gioja en Radio 10, sobre quienes advirtió que "son todos inocentes porque no hay nada probado".

Gioja subrayó sobre las presuntas irregularidades en los procedimientos judiciales que finalizaron con la detención de los ex funcionarios kirchneristas. Desde este punto de vista, los ministros de Finanzas, Luis Caputo, y de Energía y Minería, Juan José Aranguren, involucrados en la filtración de los "Paradise Papers" y denunciados por la oposición, dijo que "no hay igual vara, hay intencionalidad".

Algunos dirigentes son creativos en sus estrategias. Uno  de esos casos es el jefe del bloque peronista de senadores, Miguel Angel Pichetto. Mientras el legislador cuestiona abiertamente a Cristina Kirchner y negocia el paquete de reformas que impulsa el Gobierno nacional en el Congreso, Pichetto se mostró cercano esta semana con De Vido, al adelantar que lo visitaría en la cárcel.

"Pichetto es el opositor elegido por el Gobierno, por lo tanto deja de ser un opositor confiable para la oposición. Tenemos que entender que la oposición nunca tiene que involucrarse en el principio de gobernabilidad que promueva el oficialismo", aseguró Jorge Capitanich, intendente de Resistencia.

El ex jefe de Gabinete de Cristina Kirchner cuestionó el "opo-oficialismo" del PJ y apuntó a Pichetto, Urtubey, y el gobernador cordobés Juan Schiaretti como representantes de ese espacio. Si bien les reconoció su "trayectoria política"en el peronismo, advirtió que "no han defendido lo que a mi juicio son banderas históricas del justicialismo".

Jorge Capitanich, durante el ejercicio de la función como jefe de Gabinete de la Nación. (NA)

"No se puede pegar banquinazos todo el tiempo. Independientemente de que el peronismo siempre ha tenido la característica de administrar la realidad sin dogmatismos, pero una cosa es administrar la realidad sin dogmatismos y otra es ceder las banderas por un pragmatismo exacerbado", fustigó el chaqueño. En este sentido, se refirió al caudal electoral de Cristina Kirchner, que logró un 37% de los votos en la provincia de Buenos Aires "pese a toda la adversidad y a la campaña sistemática de difamación". "Tenemos que entender que el universo del peronismo debe contener, desde el punto de vista territorial, a todos, y eso requiere de una nueva dimensión a nivel nacional", afirmó.

"El gran problema de muchos miembros que pertenecen a este gran espacio denominado peronismo es que, efectivamente, adscriben al neoliberalismo imperante desde el Gobierno", sostuvo. "Entonces, ahí hay un problema serio de identidad. Creo yo que la fase de acumulación política es unir a la oposición pero sobre la base de una centro izquierda de base progresista y/o populista que interprete las demandas de carácter social", concluyó Capitanich.

Gioja, sin embargo, es optimista sobre las chances de que el partido fundado por Juan Domingo Perón vuelva a ser competitivo en 2019. "Nunca ha sido fácil para el peronismo, mucho menos ahora. Estamos convencidos de que con mucho esfuerzo, prudencia, poco sectarismo y poniendo todos lo que tengamos que poner vamos a salir adelante", concluyó.

LEA MÁS

Las cartas "tumberas" de Julio De Vido atormentan a Cristina y desvelan al PJ

Boudou y De Vido presos: los protocolos para que narcos y políticos no corrompan en la cárcel

En una nueva carta, Julio De Vido habló de "monjes negros traidores, inmorales y sin códigos"

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *