Browse By

Loading...

Jaime Durán Barba: “El kirchnerismo expresa un fenómeno social de fondo”

DyN

"Lo que me gusta de los libros de Ceferino Reato es que se enfocan en desmitificar algunas verdades políticamente correctas para ver qué pasó. No es lo común". Así arrancó la presentación de último libro del periodista y licenciado en Ciencias Políticas, Salvo que me muera antes. El presentador, alguien atípico. Nada más, ni nada menos, que Jaime Durán Barba, otro escritor best-seller pero, sobre todo, el hombre que le dio el método a Mauricio Macri para llegar a la Presidencia, uno con base científica, con análisis en función de datos.

El ecuatoriano le explicó al salón colmado del Colegio San Pablo, en plena Recoleta, que "practico la neutralidad epistemológica", "no hay que tratar de mostrar una tesis de manera preconcebida". "Por eso tampoco creo en las teorías conspirativas", otro elemento que "distingue el libro, que gracias a la investigación, dio por tierra con los que creían que Cristina o su hijo lo habían matado a Néstor, o cosas tan o más desopilantes aún".

Reato reconoció en la presentación organizada por el Centro Univesitario de Estudios (CUDES), donde se desempeña como profesor, la incomodidad de desafiar los preconceptos de sus propios lectores. "Uno a veces se siente preso de su audiencia", dijo. Agregó que "pensé mucho en la profesión y lo que se esperaba que yo dijera de la muerte de Néstor Kirchner y en la fanatización" de ambos lados de la grieta.

Integraron el panel Jaime Durán Barba, Ceferino Reato y Juan Francisco Baroffio (DyN)

El resultado fue un libro con un detalle minucioso de todos los acontecimientos que rodearon a la muerte del ex presidente, cómo actuó su esposa y toda la gente que los rodeaba esa noche y la gran cantidad de amigos del occiso y funcionarios del gobierno en torno a semejante e inesperado suceso.

Durán Barba felicitó a Reato, especialmente, por el capítulo 18, titulado "El dinero y para qué". Lo definió como su "preferido", porque aborda el sentido del dinero en la vida de una persona que era austera y que no pudo disfrutarlo de ningún modo. También se refirió a la egolatría en el poder y la enfermedad que se crea en los palacios del poder, cuando las decisiones se toman en base a grupos cada vez más pequeños, que piensan lo mismo, y le dan la vuelta a las mismas ideas, sin contrastarlas con ninguna realidad. "De todos modos, hay que reconocer que Cristina es inteligente, de otra manera no podría haber estado ocho años como presidenta", aseguró.

Ante una pregunta del público, Reato se refirió a otro capítulo, "Una pareja volcánica", que habla de la difícil relación que mantenía el matrimonio Kirchner. "Sin embargo, explicó, era una gran unidad política, y al final del día, él era el jefe y ella era la persona en la que Néstor más confiaba".

DyN

Ante el interés de la platea, el periodista también relató otra parte de su libro, la referida al funeral en la Casa Rosada. "Cristina decidió que se hiciera ahí no sólo para evitar a (Julio) Cobos, sino también porque Néstor no era un parlamentario, sino un hombre de gestión". Y contó el rol que tuvo Javier Grosman, el responsable de la "puesta en escena", un gran gestor cultural que trabajaba en la órbita de la Secretaría General, a cargo de Oscar Parrilli. "La participación de Grosman fue decisiva y lo que hizo fue seguir los lineamientos de los festejos del Bicentenario", aseguró.

 

Consultado sobre la posibilidad de que una ley prohiba la sucesión matrimonial, Durán Barba contó que lo que era normal en países como la Argentina -"quizás por la pareja que conformaron Perón y Evita"- en otros países jamás se producía, como en el caso de México. "Creo en la alternancia política", dijo, "a pesar de que en estos momentos yo asesoro al Presidente, a la Gobernadora y al Jefe de Gobierno porteño".

Cuando le preguntaron si veía posibilidades de que Cristina regrese al poder contó su experiencia como asesor de la campaña de Francisco De Narváez, "no creía que podía ganar y nosotros con Santiago Nieto le dijimos ese día que ganaría por tres puntos, algo que le parecía imposible que fuera cierto". "Pero al otro día me preguntaron si el kirchnerismo estaba muerto, y yo dijo que no, que tenía posibilidades de ganar en el 2011. La verdad que a Mauricio (Macri) no entendió que yo dijera eso".

A partir de entonces, Durán Barba comentó que "el kirchnerismo y el peronismo son muy parecidos al PRI, expresan algo coherente, conductas de tipo clientelares y corporativas que están en la sociedad". "Se trata de un fenómeno social de de fondo en la Argentina, una fuerza real que exige y que va a seguir teniendo un montón de votos".

 

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *