Browse By

Loading...

Un mes después de dimitir desde Arabia Saudita, el premier libanés Saad Hariri retiró formalmente su renuncia

Saad Hariri (REUTERS)

El primer ministro libanés Saad Hariri retiró formalmente este martes su renuncia, un mes después del anuncio que sorprendió al Líbano y que dejó planteada una severa crisis al trastocar los equilibrios de la región. Su decisión responde a un acuerdo alcanzado entre el premier y los partidos rivales del país.

Esta decisión debería darle un respiro al Líbano, tras esquivar los temores de un nuevo periodo de inestabilidad político-económica en un país profundamente dividido entre dos ejes regionales.

"El Consejo de Ministros agradeció al primer ministro por haber anulado su dimisión", dijo el gobierno en un comunicado leído por el propio Hariri, en el primer discurso que ofrece al país desde su renuncia.

Saad Hariri (REUTERS)

El 4 de noviembre, Hariri había anunciado su renuncia desde Arabia Saudita, alegando que temía por su vida y denunciando un control de Irán y su aliado, el movimiento chiíta libanés Hezbollah, sobre su país, así como su injerencia en otros Estados de la región, donde Riad y Teherán se enfrentan a través de terceros.

Tras su dimisión, los dos bandos rivales en el Líbano -uno dirigido por Hariri y respaldado por Riad, y otro liderado por Hezbollah y apoyado por Irán- intentaron lograr un compromiso para evitar un nuevo sismo político en el país.

Este martes, el gobierno libanés, compuesto por miembros de ambas facciones, reafirmó su voluntad de "distanciarse" de los conflictos regionales, según el texto leído por Hariri. Ese "distanciamiento" aspira a "preservar las relaciones políticas y económicas del Líbano con sus hermanos árabes", añade el comunicado.

El gobierno ya defendía esa política cuando se formó en 2016. Pero el apoyo activo de Hezbollah al régimen sirio de Bashar al Assad y las acusaciones sauditas sobre su supuesta implicación en el conflicto en Yemen pusieron de manifiesto el fracaso de esa política.

Los seguidores del dirigente apoyaron, por su parte, a la oposición siria.

'Clara hipocresía'

"Reafirmar el 'distanciamiento' libanés, a pesar de su clara hipocresía y de la imposibilidad de aplicarlo concretamente, permite salvar las apariencias y ganar tiempo", afirmó a la AFP Karim Bitar, experto en Medio Oriente del Instituto de Asuntos Internacionales y Estratégicos de París (Iris).

Durante el consejo de ministros, Hariri dijo esperar que esta reunión "sea una nueva oportunidad para defender juntos el país". "Vemos que la región está en ebullición y debemos ser conscientes de que cualquier error podría conducir al país hacia un peligroso precipicio", dijo, según otro comunicado.

La sorprendente dimisión de Hariri y su prolongada estancia en Arabia Saudita dio lugar a todo tipo de especulaciones sobre su libertad de movimiento, y el presidente libanés, Michel Aoun, llegó a acusar incluso a Riad de retener al primer ministro como "rehén".

Tres semanas después de renunciar a su cargo, Hariri regresó a Líbano, tras viajar a Francia desde Arabia Saudita, y suspendió su dimisión.

Francia anunció este martes que celebrará el viernes una reunión en apoyo al Líbano en París, a la que asistirá Hariri.

Con información de AFP

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *