Browse By

Loading...

Un perro labrador color chocolate sabe cuándo podría acechar una emergencia diabética

Kate Rondelli y su hijo Mylon, de 4 años, durante una visita a la estación de bomberos de Bunker Hill en Brentwood (Maryland) (The Washington Post / Lynh Bui)

Ese perro labrador saltó a la cama de Kate Rondelli en medio de la noche lamiéndole la cara para despertarla.

Había problemas.

El perro la condujo a la habitación de su hijo. Allí, Rondelli testó los niveles de azúcar en la sangre de su hijo de 4 años: más de 400 miligramos por decilitro, más del doble del rango máximo deseable para el niño pequeño con diabetes tipo 1.

Rondelli rápidamente le dio insulina a su hijo, Mylon, con tal de estabilizar sus niveles y evitando así una posible emergencia médica.

"Su nariz siempre está funcionado", comenta ella señalando a su mascota.

Slash es un perro de detección de diabetes, entrenado para alertar a la mamá de Mylon cuando el azúcar en la sangre de su hijo cae o alcanza niveles potencialmente peligrosos. El perro y su nueva familia visitaron la estación de bomberos de Bunker Hill, en el condado de Prince George (Maryland), para conocer al equipo de emergencia como parte del entrenamiento de Slash.

Los perros de servicio pueden proteger a sus dueños, por lo que los capacitadores de Rondelli y Slash querían asegurarse de que si los bomberos tenían que ir a su casa por una emergencia médica, la mascota estuviera familiarizado con las personas uniformadas y dejara que los médicos trataran a Mylon.

Slash, un perro labrador, es un perro capaz de detectar diabetes (The Washington Post / Lynh Bui)

El perro visitó dos veces el cuartel de bomberos en Brentwood para que "cuando nos presentemos para una llamada, no solo Mylon sino Slash también esté familiarizado con nosotros y así podamos estar cerca del niño", según explica James Key, jefe del equipo en funciones del Departamento de Bomberos del condado de Prince George.

Erin Gray, miembro de la organización que entrenó a Slash, subrayó que los perros diabéticos, como los perros detectores de drogas o que olfatean drogas, están entrenados para detectar olores como una forma de alertar a las personas sobre problemas.

En el caso de Slash, se le enseñó a detectar olores de acetona provenientes del cuerpo de Mylon como una señal de bajo nivel de azúcar en la sangre y olores dulces y almibarados como una indicación de niveles altos de azúcar en la sangre.

"Se recompensa cuando Mylon está en peligro y él se percata", afirma Gray, un entrenador de Service Dogs de Warren Retrievers, con sede en Virginia.

Perros como Slash pasan por un extenso programa de entrenamiento y obediencia entre 9 y 18 meses antes de ser entregados a las familias. Después de eso, cada perro se adapta a las necesidades de la persona a la que sirven.

Hasta el momento, el control de azúcar se realizaba únicamente mediante una extracción de sangre (Shutterstock)

Mylon fue diagnosticado con diabetes tipo 1 hace dos años, cuando Rondelli notó que su hijo estaba constantemente sediento y mojaba los pañales rápidamente.

Ella lo llevó al médico y ahí descubrieron que sus niveles de azúcar en sangre estaban por las nubes. Mylon fue enviado inmediatamente a un hospital infantil, donde pasó cuatro días en cuidados intensivos.

Las personas con diabetes tipo I no tienen un páncreas que funcione con normalidad para producir insulina y así regular el azúcar en la sangre del cuerpo. Niveles que son demasiado altos pueden dañar los nervios y los vasos sanguíneos. Niveles demasiado bajos pueden desencadenar convulsiones, desmayos o incluso el coma.

Slash ha estado con la familia desde hace pocos días, pero ya ha notado los cambios de Mylon en el nivel de azúcar en la sangre varias veces, según Rondelli.

En la primera noche, Slash despertó a la madre cuando los niveles de sangre de su hijo disminuyeron por debajo de lo normal, lo que le permitió administrar glucosa al pequeño.

Rondelli apuntó que aunque su hijo tiene un monitor para ver sus niveles, el dispositivo está diseñado para adultos y puede ser inexacto y lento. Slash ofrece una respuesta más inmediata .

Es importante medir periódicamente los niveles de azúcar en sangre. (Shutterstock)

"Tendrá un sentido más en tiempo real", remarca.

En los días que han estado juntos, la mujer aseguró que la mascota ha sido un animal muy acertado, ya que él ha alertado cuando ha detectado que Mylon necesitaba una prueba de azúcar en sangre. Pero el perro todavía es nuevo en el entrenamiento.

En la estación de bomberos, Slash empezó a dar patadas a Rondelli. Ella llevó a su hijo a una silla y verificó sus niveles de sangre con la mascota a sus pies. Pero los resultados mostraron que los niveles de Mylon eran normales.

Resultó que Slash había detectado niveles anormales de azúcar en la sangre de un bombero que también es diabético.

En eses caso, el perro no recibió ningún premio, una forma de entrenarlo para alertar a la familia solo si Mylon tiene problemas.

No está claro qué químicos caninos están detectando que el azúcar en la sangre de alguien ha subido o bajado demasiado. La investigación parece ser mixta en lo que respecta a la eficacia de los perros con alerta diabética.

Pero Rondelli está convencida de que Slash será una gran ayuda para su familia.

"Hay una tecnología increíble por ahí. Pero los perros simplemente tienen un sentido increíble", puntualiza.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *