Browse By

Loading...

Video: así balearon por la espalda a un policía de 23 años que intentó evitar un robo

Un efectivo de la Policía Federal fue baleado este viernes cuando intentó evitar un robo en una farmacia de la localidad bonaerense de Quilmes y por el hecho tres personas resultaron detenidas.

Según informaron fuentes policiales, el hecho ocurrió por la mañana cuando el oficial ayudante de la Policía Federal, Sebastián Orrego Aravena, de 23 años, que permanece internado en estado crítico, entró a una farmacia ubicada en la calle 12 de Octubre, de Quilmes, y se encontró con al menos dos delincuentes que estaban cometiendo un robo en el lugar. Al ver a los dos delincuentes amenazando al empleado y exigiéndole dinero, dio la voz de alto.

En ese momento, el ladrón que apuntaba al empleado, se tiró al piso y levantó las manos, mientras, el efectivo logró avanzar pero otro de los delincuentes apareció por atrás y le disparó por la espalda.  

Orrego Aravena se había graduado como oficial ayudante de la Policía Federal apenas veinte días atrás.

Sebastián Orrego Aravena y su mujer

El policía que estaba de franco de servicio cayó al piso, por lo que los delincuentes aprovecharon la oportunidad y se escaparon, pero antes le robaron el arma reglamentaria a la víctima.

Los delincuentes se escaparon en un auto Renault Clío de color oscuro con la patente tapada, pero a las pocas cuadras fue interceptado por efectivos del Comando Patrulla de Quilmes.

El conductor fue identificado como Marcelo Ariel Rajoy, quien vive en el lugar que quedó demorado.

Tras recorrer el barrio, los efectivos pudieron averiguar que dos o tres personas entraron corriendo a un domicilio, por lo que se dispuso un operativo en el lugar.

Los efectivos allanaron una vivienda con colaboración del Gabinete de la Dependencia local y otros móviles, y encontraron oculto debajo de la cama de una de las habitaciones a Jonathan Herrera; y oculto en el baño a Pedro Parolini, ambos mayores de edad.

Arriba de la mesa y en una cama, había dos pistolas, una de ellas calibre 9 milímetros marca Taurus; y otra marca Bersa Thunder con inscripción "Policía de la Provincia de Buenos Aires".

(Gentileza online911.com)

Los tres detenidos presentaban características similares a las aportadas por los testigos del hecho de la farmacia, y se pudo establecer que la pistola Taurus secuestrada en la vivienda pertenece a la sustraída al efectivo herido.

La causa que tramita en la UFIJ N°5 de Quilmes fue caratulada como "tentativa de homicidio y robo agravado en poblado y en banda".

Con información de NA

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *